jueves, septiembre 2

La Casa de Pilatos

El origen de la casona conocida como “La Casa Pilatos”, aún no está del todo esclarecido; pero sobre la base de datos históricos y los escritos del tradicionalista peruano Ricardo Palma, se puede afirmar que ésta se construyó en las postrimerías del año 1590, bajo el reinado en España de don Felipe II. 

La Casa de Pilatos

El sacerdote Ruiz Portillo, superior de los jesuitas, fue quien delineó los planos a solicitud de su amigo, el acaudalado mercader español Diego de Esquivel. La casona tomó el nombre de “Casa Pilatos” probablemente por el parecido que tiene su patio principal con la casa Pilatos de Sevilla (España), o por una vieja tradición que relata don Ricardo Palma, quien cuenta que a fines del mes de agosto de l635 un joven que había bebido más de la cuenta pasó por la portada de la casa a medianoche y se percató de que la puerta se hallaba semiabierta, gobernado por su curiosidad decidió empujarla, sintiendo voces al interior, ingresando a lo que creía era una fiesta subió por la escalera real.

Al llegar al segundo piso -continúa Palma- se acercó a una ventana y observó, a través de la celosía, a un personaje que ofrecía un discurso a más de un centenar de asistentes, a cuyo final todos propinaban azotes a un Cristo de madera de tamaño natural ante la impasible presencia del comerciante portugués Manuel Bautista Pérez, quien ocupaba la propiedad por entonces. El joven criollo salió raudamente de la casona hacia la sede de la Santa Inquisición ubicada a un par de cuadras para dar aviso de lo que había observado.

Sobre lo verdadero o falso de este relato, existen en la Biblioteca Nacional del Perú originales procesos seguidos por la Santa Inquisición, entre los cuales figura el que se le siguiera a comerciantes portugueses, en algunas de cuyas fojas se menciona que en la casa existía una sinagoga de judíos.

De la pesquisa de tales folios se advierte que se siguió un juicio contra judíos portugueses que duró tres años, producto del cual, el año l639, fueron quemados vivos, en Auto de Fe, diez de los miembros de la Orden Francmasónica y unos cincuenta portugueses más.

Patio principal, parecido al de la Casa de Pilatos de Sevilla, España

La casona ha tenido a través de la historia varios propietarios; así, al fallecer el primer dueño, don Diego de Esquivel, hereda la finca doña María de Esquivel y Jaraba que la conserva hasta su muerte, luego de lo cual pasa a manos de Diego de Esquivel y Jaraba, marqués de San Lorenzo de Valle Umbroso, sobrino nieto de doña María de Esquivel. La propiedad se va transmitiendo hasta la independencia del Perú, en que cesa el mayorazgo y es vendida al Marquesado de Zavala

En 1851, don Juan de Zavala vende la casa a don Francisco Quiroz; luego la hereda doña Rosa Quiroz de Pellegrini, quien la vende a don Bartolomé Araoz. De éste pasa a poder de su hija, doña María Araoz de Torrico; a su fallecimiento, la hereda su marido don Rufino Torrico quien la vende a don Marcos Nicolini; este, al fallecer, en l938, la transmite a su viuda doña Carmen Bó de Nicollini, quien fallece el 11 de agosto de l945, quedando como herederos sus hijos. 

Actual sede del Tribunal Constitucional

Fuentes:
Ricardo Palma, Tradiciones Peruanas . Madrid l957. “Tradición de la casa Pilatos”, páginas 360 a 363.
Registros Públicos de Lima. Tomo 90, folio 327; tomo 246m, folio 57.

Via: tc.gob.pe

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Necesito informacion de la casona ubicada en Jr. junin 429;ex sede de la escuela internacional de Post grado

Anónimo dijo...

Necesito por favor informacion acerca de la casona Jr. Junin 429; ex sede de la escuela internacional de Post Grado, enviar informacion al email marialuisa2272@hotmail.com

Thomas401 dijo...

Pero los balcones actuales son mucho menos elaborados que los que aparecen en la fotografía en blanco y negro. ¿Se habrán desplomado con algún terremoto los originales?