jueves, octubre 29

Las Tres Gracias

*Articulo del Ing. Daniel Tipian Carbajal

En la Plaza San Martín desde 1915, en la esquina de la Av. Nicolás de Piérola, existe una farola conocida como “Las Tres Gracias”.


¿Dónde se encuentra la escultura original? ¿Cuál es el significado de esta escultura? ¿Hay esculturas similares en otros lugares? Acompáñenme a conocer más sobre esta hermosa farola. 

lunes, octubre 19

Irreverencias limeñas de ayer yhoy

Caminando por la antigua calle Pachacamilla (actual cuadra 4 del jirón Chancay) y frente al edificio de la Hermandad del Señor de los Milagros vi esta banderola que hace publicidad a una marca de papel higiénico usando la imagen del Cristo de Pachacamilla que por estos días de octubre congrega a cientos de miles de fieles. Ciertamente muy irreverente y que me hizo recordar un caso que se dio en la época del funcionamiento del Tribunal del Santo Oficio o Inquisición.


martes, octubre 6

Lima al Paso: Santa Beatriz, segunda parte

Continuando con la historia del barrio de Santa Beatríz en un nuevo programa de Lima al Paso, programa producido por la Universidad Católica Sedes Sapientiae en cooperación con Lima la Única. Santa Beatriz es un barrio entrañable que atestigua el romántico paso del siglo XIX al XX y atesora los monumentos e instituciones más importantes de la época contemporánea de la expansión urbana de Lima, así como los lugares más emblemáticos y pintorescos, como la caprichosa convivencia de un complejo religioso al lado del estadio más importante del país o un castillo construido para la visita de un rey que jamás llegó. Es un barrio que no ha perdido ni su mística urbana, su pasado aristocrático, ni su estampa espiritual pues -quién sabe- sea la cuna de la próxima santa peruana, la venerable Teresa de la Cruz (hija del ex presidente Manuel Candamo) que fundara, en 1919, la Congregación de las Canonesas de la Cruz, institución "made in Peru" que, a la fecha, ha extendido su labor a Argentina, Colombia, Italia y Albania. Con ustedes, la última parte de #‎LimaAlPaso dedicada al barrio de Santa Beatriz.



jueves, septiembre 10

Algunos datos sobre la Casa de Osambela

En la antigua calle de la Veracruz (segunda cuadra del jirón Lima, hoy Conde de Superunda) destaca la mansión que le perteneció a don Martín de Osambela terminada el año 1808. Fue una de las casas mas altas de la ciudad con sus cuatro niveles, que incluía la torre mirador desde donde cuenta la tradición don Martín veía la llegada de los barcos con su mercancía al Callao. Tras la muerte de Osambela en el sitio del Real Felipe en 1824, su viuda llena de deudas y sin poder mantener la mansión la pierde, y esta va a una subasta que fue ganada por don Jose de la Asunción Oquendo, importante vecino de la ciudad y que también le ha dado el nombre de "Casa de Oquendo" a esta residencia. 


miércoles, septiembre 9

Una ciudad sin memoria

La Abeja Republicana fue un bisemanario publicado en nuestra ciudad en los años 1822 y 1823, épocas cercanas a la efervescencia independentista y que recogía en sus páginas la opinión y el manifiesto de pensadores e intelectuales que buscaban asentar el gran cambio social que había significado nuestra Independencia. Cambiar mentalidades con causas justas y reales era el objetivo. Hoy más de 190 años después seguimos intentando lo mismo: cambiar mentalidades y orientarlas hacia el amor e interés a nuestra memoria, a nuestro Patrimonio. 


martes, agosto 25

La Difusión como herramienta para la protección del Patrimonio

El día 27 de julio participe en el "I Coloquio Internacional sobre prevención, restauración y protección del Patrimonio cultural" organizado por el Instituto de Investigaciones y Estudios Socio Territoriales - IIEST llevado a cabo en el auditorio del Instituto Raúl Porras Barrenechea ubicado en Miraflores. Presente el tema "La Difusión como herramienta para la protección del Patrimonio" y a continuación comparto el video donde a partir del minuto 26 pueden escuchar mi presentación:




sábado, agosto 22

Patrimonio que desaparece ante nuestros ojos

Hace un tiempo escuche a alguien decir: “esto -señalando la antigua aldaba de bronce de la puerta de una antigua casona demolida- está mejor en mis manos que lo cuidaré y lo tendré en un lugar especial de mi casa”. Y no dejaba de tener razón, era preferible eso a ver esa antigua pieza de la memoria de nuestro pasado fundida al peso. Y lo mismo ocurrió con una amiga que me comento que vio en la casa de un ex ministro de gobierno una de las esculturas de mármol que estuvo en la fachada del Molino de Santa Clara (hay que recordar que el propietario Sr. Debernardi las puso a la venta en las primeras décadas del siglo XX con sendos avisos en el diario El Comercio. Algunas fueron compradas por el gobierno y se exhiben en la Biblioteca Nacional. Otras están en el Museo de Arte Italiano, en el Museo Pedro de Osma y hasta en Trujillo hay una), y que se encontraba en perfecto estado de mantenimiento.