sábado, noviembre 27

Personajes de Lima: Micaela Villegas "La Pirricholi"

Micaela Villegas fue un personaje de cuya vida se han dicho muchas cosas, buenas y malas. Lo cierto es que de ella se podrán escribir muchos libros y hacer series y películas, pero solo ella supo en su corazón lo que fue su relación con el hombre mas poderoso por aquellos años.

Único retrato de Micaela Villegas, guardado en un medallón
“LA PIRRICHOLI”

La palabra Perricholi o Petitcholi que en francés equivaldría a cholita, como dice el escritor boliviano Gustavo Adolfo Otero, en verdad no es un mote, ni un sobrenombre procaz. Es un diminutivo que se usa gramaticalmente en el trato íntimo. Así por ejemplo en lugar de amor, se dice amorcito o cholita, en lances de piropeo o zalamería. Amat fue un militar ilustrado con arrogancia de fina galantería. Como Virrey representaba a su Real Majestad el Rey de España. Era aristócrata. No es concebible que profiriera término tan vil a la persona objeto de sus empeños amatorios.

En México se usaba la palabra Pirri como demostración de cosa bonita, pequeña, graciosa. La voz pirri se entiende por algo reducido. Carlos Miro Quesada Laos en su obra “De Santa Rosa a la Perricholi” refiere que el apodo de Micaela Villegas no tuvo el hiriente sentido que los historiadores le han dado, sino era más bien una expresión de alabanza que significaba algo tierno, delicado y mimoso.

Jean Descola, en la “Vida Cotidiana en el Perú” indica que Perricholi significa “preciosa mesticita” ya que el Virrey acostumbraba llamarla “mi joya, mi petitcholi”, locución catalana que significa “cosita preciosa”.

Y Maria J. Alvarado Rivera, en su obra teatral “La Perricholi”, narra que cuando la actriz limeña con los ojos enlagrimados por la emoción revelo al Virrey que iba a ser madre, Amat le dijo: “Ven acá, Miquita, sobre mi pecho añorada ñusta, mi querida princesita..” Estas palabras demuestran la dicción tierna que en el ambiente íntimo le prodigaba Amat. La palabra “Pirri-choli” viene a ser realmente la que correspondería al vocablo “cholita”.

La Quinta de Presa, "Palacio de la Perricholi, 1938"

En la escena quinta del ballet de San Marcos, La Perricholi, con coreografía de Roger Fenonjois, argumento de Enrique Pinilla y música del Padre Antonio Soler, se expone que el Virrey al enterarse de que la artista había obsequiado su carroza de oro a la parroquia de San Lázaro “se arrojo a sus pies como si fuera una santa”. Se da una fiesta en palacio y Micaela es aceptada en todas las esferas sociales.

Es casi imposible que un hombre culto y enamorado tratara a su amante de Perra chola ni que ella lo aceptara de buen grado, menos aun con el geniecito que siempre dio muestra tener. Las Tradiciones de Ricardo Palma, sutil e irónico comentador de tradiciones a menudo inventadas por el mismo (como buen escritor que lo es sin duda), no son fuente histórica.

Lohman Villena, voz autorizada en los estudios del pasado limeño y su arquitectura dice: “Debe desecharse de plano, la irrisoria leyenda que atribuye al Virrey Amat la invención del mote con que ha pasado a la historia Micaela Villegas. Años antes de de la venida de Amat a ocupar el solio virreinal, existió ya en Lima dicho nombre, que pertenecía a un destacado vecino, cuyo apellido fue trasladado a la comedianta por razones que aún se ignoran. Prueba de esto, es que el 8 de julio de 1740 se enterró un Juan Gálvez en San Agustín y los gastos del funeral los costeo Perricholi (Libro 3 ° de Entierros de la Parroquia de San Marcelo, 1720-1743, f. 76 v.) y el 30 de octubre de 1749 se sepulto en el cementerio del Sagrario un esclavo del mismo Perricholi (Libro de Entierros españoles del Sagrario, 1746-1749. F. s/m.)
Como vemos, mucho más fácil fue repetir que pensar e investigar.

Grabado de Le Bonite acerca de la mansión de la Pirricholi (clic para ampliar)


SU VIDA

Micaela Villegas fue la primera actriz criolla. Trabajo desde los 11 años en el Teatro de la Comedia y, porque no decirlo, desde su escenario cautivaba con su gracia y salero tanto a aristócratas como a plebeyos. Contrariamente a lo que algunos autores aducen, no nació en Huánuco sino en Lima. Ella era ciento por ciento limeña: menuda, graciosa, dicharachera, cantaba y bailaba desde muy niña, tocaba la guitarra y el arpa y llena de muchos encantos.

Ernesto Ascher nos cuenta acerca de ella: “Miquita era hija legitima de don José Villegas y de doña Teresa Hurtado de Villegas, ambos residentes de Lima. De este matrimonio nacieron los siguientes hijos: Micaela el 28 de setiembre de 1748, bautizada el primero de diciembre del mismo año por el Rev. Padre Francisco Enríquez, luego José Félix nacido en 1749, María Josefa, nacida en 1752, José Antonio en 1755. Todos los hijos de los esposos Villegas-Hurtado fueron bautizados en la Parroquia del Sagrario de Lima”.

El Virrey Amat, -a quien de seguro Miquita contemplo, por primera vez, con motivo de su ingreso triunfal a Lima cuando ella era solo una niña de 13 años- oía frecuentemente misa en la Catedral, en unión de toda su deslumbrante corte. Según Ascher, fue aquí en la Catedral durante una de estas misas, cuando los ojos del Virrey tropezaron con la belleza de Micaela Villegas. Amat apenas terminada la misa, pregunto a varios de sus ayudantes si conocían quien era la chica que oraba ante el altar de la Dolorosa, hasta que por fin uno de ellos contesto: “Se llama Micaela Villegas, es de profesión actriz”. El Virrey creyendo tener una presa fácil, le hizo llegar una misiva a la que no tardo en recibir respuesta, pero en forma completamente distinta a la por el esperada.

Desde allí lo que viene es historia conocida, los amores del Virrey con la criolla, las muchas obras que se dicen construyo Amat para satisfacer el capricho de su amada (El Paseo de Aguas, embellecimiento de la Alameda de los Descalzos, la Plaza de Acho, la Quinta del Prado, etc). Tuvo un hijo con ella como ya mencionamos antes; cuando terminó su mandato el Virrey en estas tierras, fue llamado a Madrid, pero el aun permaneció aquí casi 1 año más viviendo con Micaela y su pequeño hijo, cosa que difícilmente creemos hubiera hecho con alguien a quien consideraba una “perra chola”.

Cuando Manuel de Amat y Juniet finalmente viaja a España, Miquita ya sin el amparo director de Amat, sufrió una serie de vejámenes y desaires de parte de la sociedad limeña, la que envidiaba su opulencia y belleza. Miquita tenía solo 28 años y empieza a sentir la triste realidad de la vida.

Así transcurren los años hasta que en 1791, sea cuando tenía 43 años se asocia a don José Vicente Echarri, oriundo de Navarra. Ambos trabajan en sociedad activamente por el engrandecimiento del teatro nacional y cada día van conociéndose más íntimamente. En 1794 Miquita recibe la triste nueva del fallecimiento de Amat. Espera y guarda el luto todo un año (procediendo como si fuera una legitima esposa) hasta 1795 en que contrae matrimonio con su ex socio José Vicente Echarri, ceremonia llevada a cabo en la iglesia de San Lázaro el día 4 de agosto ante el Padre Juan Antonio de la Magdalena Xaramilla y Thabera. En su pliego matrimonial Miquita declara haber nacido en Lima, lo que ratifica lo antes mencionado. Finalmente en 1806 fallece su esposo. Ella, una exitosa empresaria artística, fallece en Lima en 1819, dos años antes del grito definitivo de libertad, llevándose en sus recuerdos las imágenes de un pasado en el centro del poder virreinal, que ya no era tal.

La casa de Micaela en todo su esplendor
La casa de Micaela Villegas en 1870

Muchas cosas más se podrían contar acerca de la vida de Micaela: el episodio de la Calesa de oro, su actividad como promotora del teatro nacional, el juicio entre ella y el cabildo cuando quiso ampliar el balcón de su propiedad en el Paseo de Aguas anticipándose a los arquitectos de la época, la vida en su rancho de Chorrillos, el viaje de su hijo a España para visitar a su padre, su testamento, etc. Se podrían hacer muchos libros y películas con su vida, de actividad constante y firme, frente a la envidia de una clase social que nunca la aceptó y que alimento el mote y la historia frívola con la que aun es recordada hasta hoy.

Fuentes:
Dr. Cesar Revoredo Martínez, La Pirricholi, primera actriz del Teatro nacional, 1982

10 comentarios:

César dijo...

Hola, muy buena entrada del día de hoy. Una pregunta, la música que recién he descubierto lleva el título de música colonial, es cierto eso? Si lo es me agradaría saber dónde puedo conseguir algunos temas de la época, que seguro serían más relacionados a temas religiosos...

Hasta pronto, que te vaya bien.

David Pino dijo...

Gracias por el comentario Cesar, respecto a la musica colonial, Javier Echecopar un estudioso de estas piezas ha sacado varios discos con musica barroca como la llama el y que corresponde a este atapa, con marcada influencia religiosa sin duda. Saludos!

JUCAS dijo...

Tengo entendido que el apodo Perricholi viene de Perra chola por ser mestiza y del pueblo y por supuesto por los amorios con Amat ,acuerdense que en el año 40 LIMA ERA CASI VIRREINAL INMAGINEMONOS PARA EL 7OO ,LA IGLESIA ERA MUY PODEROZA

Guillermo Andres dijo...

Sigan este enlace de la Telenovela ” La Pericholi” con Mónica Sánchez
http://www.pusstv.com/REZEEvpAaL7KN
La Perricholi, Parte 4
En estas escenas se retrata una muy ingeniosa Miquita Villegas (la Perricholi) con la gracia y picardía que tanto alabaron los viajeros sobre ella y también sobre la mayor parte de las limeñas de entonces. “Miquita “, pidió al Virrey Amat y Juniet que le pusiera la “Luna a sus Pies”, esta era la difícil condición que impuso a cambio de entregar su amor, al final del enlace se vera el cumplimiento de esa promesa en el “Paseo de Aguas”, en una noche de Luna llena , esta se reflejo con toda intensidad en el espejo de agua central, ello marco el inicio de los amores entre estos dos famosos personajes.
Tambien vean esta foto
Foto tomada de
http://www.skyscrapercity.com/showthread.php?t=1025577&page=21

Anónimo dijo...

"Perricholi" suena como "cholita linda", seguro que el Virrey Amat nunca se enfado contra ella y menos con esa furia envenenada que cuentan, un caballero como el nunca insultaria a su dama favorita. Recuerden, el la amaba. Creo que eso de "perra chola" es parte de la envidia y la ignorancia de algunas gentes en contra de ella.

Yorch dijo...

En el blog de Luis Eduardo Podestá menciona:

"Fue el virrey, según don Ricardo Palma en una de sus tradiciones más famosas, quien inventó el término Perricholi. En medio de una discusión de amantes, el furioso noble le espetó que ella, desagradecida, era una “perra chola”, pero su lengua catalana y su singular pronunciación del español, convirtieron la frase en “perricholi” que perdura hasta hoy. Otros afirman, sin embargo que el vocablo proviene del francés y que de ningún modo es ofensivo pues significa “prenda mía”.

En algún otro Lugrar (desgraciadamente no recuerdo dónde fue), mencionaban que el vocablo venía del catalán "peri chuli" que significaba "pera dulce"... bueno, yo no sé catalán, no se si eso pueda ser cierto.

Anónimo dijo...

Excelente historia.

Vrehosk dijo...

Exelente relato y buenos comentarios...

Anónimo dijo...

Que tal quisiera saber de que fuente se extrajo la información,por favor!
Muchas gracias,saludos! Si tuvieras un listado de los libros consultados,seria genial,estoy haciendo una investigación sobre el distrito del Rimác.

Anónimo dijo...

saludos, muy buena informacion sobre Maria Micaela Villegas y Hurtado de Mendoza, la gran actriz limeña, como una observacion, hasta ahora no se puede decir al 100% que ese retrato que se encontro en el medallon sea de miquita, ademas seria intersante conocer algun dia en algun momento Maicela Villegas, La Perricholi se conocio con Micaela Bastidas, y ademas como habra sido la relacion entre miquita con la inesilla, la Ines de Mallorga, otras actrices nacionales de esa epoca de miquita son: Josefa Villegas, Guillermina Portillo, Micaela Salas, Fernanda Veramendi, por lo demas felicitaciones, un gran aporte