lunes, julio 18

Los "Organitos" de la Suerte

En los primeros años del siglo XX, cuando aun no se conocían ni los fonógrafos, ni las radiolas, ni las radios, la única música que alegraba el silencio de la noche eran los organitos. Estos aparatos eran halados por los organilleros a partir de las 7 de la noche.


Se paraban en la mayoría de las esquinas y mediante una manivela tocaban la música de moda. Terminada esta, iniciaban una colecta entre los curiosos que se habían reunido a su alrededor.

Pero no eran pocas las familias que hacían pasar al organillero al patio de la casa y mediante un pago de S/. 0.50 la hora, le hacían tocar para bailotear un rato al compás de sus alegres notas; y así, mas de una jarana se "armo" al son de un organito. Pero era durante los carnavales cuando los organilleros hacían su agosto pues, practicamente, se los disputaban y como la ley de la oferta y la demanda ya existía desde entonces, a mayor demanda, mayor precio...

Con los años, los típicos organitos habían quedado relegados para trabajar en cooperación de pericos, monos o loros que "sacaban la suerte" para todas aquellas personas que desean conocer por anticipado su futuro. Y así, el organillero se convirtió en una especie de Fakir, de competidor de gitanas, al hacer que sus animalitos saquen "un papelito para la señorita" o "un papelito para un caballero" o "para una solterona" o "para una casada"... El truco estaba en que, siendo los papelitos de diferentes colores, ya los animalitos estaban amaestrados para sacarlos de acuerdo con el sexo. Lo curioso era saber -y vaya Ud. a adivinarlo- como identificaban a una señorita de una solterona.

El mas popular de los animalitos en los años 70 era el mono "Panchito" el cual el famoso Kiko Ledgard lo hizo participar como co-estrella en su programa "6". Cosas que ya no volverán.

Fuente:
Ernesto Ascher, Historias del Pasado y Observaciones del Presente

0 comentarios: