miércoles, julio 13

La ruta histórica del Rímac

Un paseo por algunas calles del Rímac puede ser una enriquecedora experiencia histórica. Siendo una de las zonas mas antiguas de Lima, este barrio, conocido como "abajo del Puente" guarda entre sus calles casonas e iglesias llenas de anécdotas y curiosidades.


El Padre Domingo Angulo dice que, en general, el barrio de San Lázaro (como también se le conocía) no fue en su origen sino un vasto pedregal, interrumpido por algunos matorrales, que se extendía desde las riberas del río hasta las faldas del vecino cerro San Cristóbal. Cuando se empezó a poblar, gracias a la edificación del Puente de Piedra que unía esta zona con el Centro de Lima, empiezan a hacerse edificaciones. Empecemos pues, el recorrido en la primera calle del Jr. Trujillo.

Calle Puente (cuadra 1ª del jirón Trujillo), es una pequeña calle que queda a continuación del Puente de Piedra hacia el lado derecho de el y de la que se dobla hacia el Callejón de Romero, hacia la plazuela de Baratillo. En ella hubo un antiguo molino de granos que subsistió hasta fines del siglo XIX con el nombre de Molino de la Linea. En esta calle, hacia el lado derecho hay una antigua casona donde hace algunos años funcionó la Peña Hatuchay. La arquitectura de esta casona es muy interesante, tiene un zaguán de tres cuerpos (cosa rara en las casas de Lima) que forma como un túnel hacia su patio principal, de donde hay una escalera, antaño con peldaños de mármol, que se abre a dos brazos, característica de la casa de algún personaje importante. Hay versiones que fue una de las casas que perteneció al Virrey Amat y también fue de Federico Villareal, según cuenta una antigua vecina de este predio.

Antigua casona que dicen perteneció al Virrey Amat

Calle Capilla (cuadra 2ª del Jr. Trujillo), también denominada calle Capilla del Puente, por encontrase en ella la pequeña iglesia, antes ermita de Nuestra Señora del Rosario del Puente, que Angulo se inclina a creer que fue el primer local religiosos que hubo en el arrabal de San Lázaro. Dice el mismo historiador que esta capilla solo en el año 1804 ensancho su sitio a expensas de fincas vecinas, con la que hubo que restaurarla y de la que nos queda su actual aspecto.

La iglesia mas pequeña de Lima
Altar de la iglesia mas pequeña del Rimac
Queipo (cuadra 3ª del Jr. Trujillo), Esta calle debe su nombre al apellido de un vecino no identificado. Hallamos a Don Antonio Queipo, Mayordomo de la Archicofradía de la Veracruz en 1741, quien por haber ejercido tal cargo tuvo que ser persona de estirpe noble y de gran valimiento social en su época. En esta calle esta ubicado el antiguo Teatro Perricholi, hoy local de un supermercado, que ha conservado en su interior los ornamentos y decorado que caracterizaron a muchos teatros construidos en la misma época, como el Pizarro de los Barrios Altos, por ejemplo.



San Lazaro (cuadra 4ª del Jr. Trujillo), tomó su nombre porque terminaba frente a la Iglesia de San Lázaro. Su más antiguo nominativo fue Montero, seguramente por el de algún vecino de ese apellido.

Hasta aquí ya hemos recorrido las primeras cuadras del Jr. Trujillo, hoy acertadamente convertido en un paseo peatonal, donde destaca el uniforme color amarillo de las fachadas y los balcones de color marrón oscuro. Llegamos hasta la Iglesia San Lázaro y su plazuela. Esta iglesia construida sobre lo que fue el inicial Hospital de Leprosos y un cementerio. Hacia 1563 empezó una epidemia de lepra entre los esclavos africanos en Lima, muchos de los cuales, eran abandonados por sus amos o se escapaban al llamado Barrio de San Lázaro, que por ese entonces estaba lleno de vegetación, permitiéndoles esconderse, hasta que un español devoto, dedicado a la venta de espadas, llamado Antón Sánchez, adquirió unos terrenos y construyó una iglesia y hospital para esclavos e indígenas, con el nombre de San Lázaro (personaje de una parábola de Jesucristo). La iglesia posee en la fachada, una portada de piedra, un altorrelieve en bronce que representa a Lázaro pobre y al rico de la parábola, así como una única torre que alberga a las siete campanas que, con el paso de los siglos, dejaron de tañer. La plazuela fue construida en 1645 luego de la reubicación del antiguo hospital.

Iglesia San Lázaro y plazuela
Interior de la Iglesia San Lazaro

Volteamos a la derecha, por el Jr. Cajamarca, por la antigua calle Borricos: en esta calle hubo como en algunas otras de la ciudad un local público para el juego de los bolos o palitroques, tan del placer de los conquistadores del Perú y en particular de Francisco Pizarro, quien tuvo uno propio en su huerta del estanque, por ello en 1613 se la denominó: “Cuadra que llaman del Juego de los Bolos.” Se supone que el segundo nombre de esta calle provino del hecho de haber habido en ella corrales donde se guardaban los asnos o borricos que se utilizaban como acémilas. Sin embargo, Aníbal J. García dice que esta arteria urbana tomó el nombre de Borricos no por los asnos sino porque en ella hubo un carpintero muy conocido fabricante de ‘borricos’, o sea de unos artefactos de madera, a manera de caballetes que se utilizaban en la construcción de las casas y que soportaban el peso de las paredes ó de los techos de caña y quincha.

Una cuadra después, llegamos al Jr. Chiclayo, donde volteamos a la izquierda, por la antigua calle Copacabana: en el plano de Escobedo (1767) esta larga calle, sólo cortada por su lado izquierdo, se denomina del Frontón su primera parte y de Molino su segunda. El primer nominativo provino de la existencia de un local de juego de pelota vasca; y el segundo, por el molino que fundó Don Francisco de San Pedro. El molino de San Pedro se llamó luego de Portillo, por su nuevo propietario, y en parte de su área se levantó la amplia mansión que perteneció a Micaela Villegas la Perricholi. Toda esta propiedad hoy pertenece a la compañia Backus y Jhonston, y fue donde funciono una de las primeras fabricas de hielo de Lima, ademas de la conocida fabrica de cerveza. En esta calle, fue construida en 1617 la iglesia de Nuestra Señora de Copacabana para venerar la imagen de la Virgen del mismo nombre que alli se conserva y que segun se afirma en 1591 conmociono a la población limeña con un extraño sudor que apareció en su rostro y que hacían muchos milagros.

Iglesia de Nuestra Señora de Copacabana
Al final de esta calle, en la esquina, con frente a la Alameda de los Descalzos, estaba la mansión de Micaela Villegas, amante criolla del Virrey Amat y conocida con el mote de la Perricholi. Podemos leer mas de ella en este enlace.

La Alameda de los Descalzos: llegamos al final de este breve recorrido y aun hay mucho que podemos conocer y ver en esta antigua alameda, que este 2011 cumple 400 años desde su construcción. Flanqueado por los costados por dos iglesias, a su derecha, el Beaterio del Patrocinio, construido en 1688 y donde se encuentra una famosa silla, llamada de San Juan Masías, donde se decía que las mujeres que no podían tener hijos se sentaban y se les hacia el milagro de quedar fértiles y también donde se podía pedir el sexo del hijo que se deseaba. A la izquierda de la alameda, la Capilla de Santa Liberata, construida en 1716, por la piadosa población por motivo de haber sido encontrado allí las famosas ostias robadas de la capilla del Sagrario al costado de la Catedral y que tanta conmoción causo en aquellos años. Al final de la Alameda, esta el Convento de los Descalzos, construido en 1596. Precisamente fueron ellos quienes solicitaron la construcción de esta alameda, desde el molino de San Pedro y el Convento para que el camino que había entre esos dos puntos se arreglase y limpiase de la mucha arena y piedras que tenía y para que con mayor facilidad la gente devota frecuentase a aquella iglesia y los religiosos franciscanos pudieran venir a la ciudad. El Cabildo acordó que se hiciese la alameda colocándose en ella tres fuentes de agua (una de las cuales fue trasladada posteriormente a la plaza Santa Ana o Italia en los Barrios Altos y la podemos ver en la actualidad).

Alameda y a la izquierda la iglesia de Santa Liberata
Alameda y la recién restaurada "Casa del Balcón corrido"
Iglesia del Patrocinio
Luego de muchas remodelaciones a lo largo de los años, el aspecto que nos llega hasta ahora, es de la ultima que se realizo durante el gobierno del Mariscal Ramon Castilla, en 1856. Fue rodeada de una verja de fierro. Se colocaron en ella 12 artísticas estatuas representativas de los doce meses del año, 100 jarrones de fierro, 50 asientos de mármol y varios faroles de alumbrado. Hacia su extremo norte se hizo un estanque circular con un surtidor que, recibiendo el agua de una cañería de fierro traída de la acequia del cerro llamado de las Ramos y que la hacía saltar hasta considerable elevación. También hubo la necesidad de cubrir la parte superior de los ocho machones de la entrada, para lo que se compró a don José Canevaro las pequeñas estatuas que allí se colocaron. Aquí se colocaron en aquel años los arboles mas grandes altos que nunca se habían visto en Lima, llamadas astrapeas (árbol de ornato oriundo de Australia o del sur de África).

Característicos de la alameda fueron sus árboles llamados boliches, bolitos según Juan de Arona, quien dice de ellos: "Árbol indígena y de adorno. Es de majestuosa altura y porte, y da unos pequeños frutos redondos de corteza rojiza y oscura que alfombran su pie, desprendiéndose fácilmente de las ramas. Echados en agua levantan espuma como el jabón, por lo que también se le llama árbol de jaboncillo". Los niños utilizaban el boliche para sus juegos y los fabricantes de jaulas de pajarillos los usaban como adorno de ellas. Otras épocas sin duda.


Otros lugares que debemos conocer en el Rímac son el Paseo de Aguas construido por el Virrey Amat, la Plaza de Acho y el mirador de Yngunza a su costado, sus antiguas iglesias y capillas, como la de San Lorenzo construida en 1874, mas antigua aun es la iglesia San Alfonso, llamada antes San Francisco de Paula donde desde 1615 había una pequeña ermita, etc. Visite el Rímac!

Fuente:
Juan Bromley, Las Viejas Calles de Lima
Fotos del álbum del Quinto Paseo de Lima la Unica

4 comentarios:

ROSA MARIA RAFFO dijo...

Lindo, la ruta historica del Rimac,no conocia su historia, algo nuevo para aprender, porfa sigan con estos articulos tan interesantes, me encantan

Alan Llapa dijo...

gracias, yo vivo y siempre paso por esa ruta, pero muchos de esos detalles no conocía... saludos

Carlos Loyola dijo...

LA PRIMERA CUADRA DEL JR TRUJILLO ES LA DEL PUENTE (PUEDE CONFIRMARSE EN LA NUMERACIÓN DE LAS VIVIENDAS), DEL ÁRBOL SE DESPRENDÍA EL "BOLICHE" QUE SERVÍA PARA LIMPIAR LA ROPA OSCURA (NEGRA O AZUL MARINO), LA ESPECIE DE ÁRBOL ESTÁ POR EXTINGUIRSE EN LIMA

Anónimo dijo...

Necesito un milagro gracias, debo ver la silla de san juan masias, gracias por la informacion