viernes, julio 15

El Colegio de San Pedro Nolasco en Lima

Caminando por Lima uno puede encontrarse con sorpresas de tipo: arquitectónico e histórico, poco difundidas pero que sin embargo nos dicen mucho del pasado y modo de vida en nuestra ciudad.


Tal es el caso de la portada de esta fotografía que perteneció al Colegio Mercedario de San Pedro Nolasco, oculta en el interior de uno de los solares en los alrededores del Mercado Central.

El Colegio de San Pedro Nolasco

Los trámites para la construcción del colegio, bajo la advocación de San Pedro Nolasco, fueron iniciados en 1644 por los superiores limeños de la Orden Mercedaria, y dos décadas después, recibió las licencias reales y pontificias para otorgar grados y funcionar como universidad de los mercedarios. El solar del inmueble -hoy prácticamente irreconocible- había sido comprado por la Orden a la Compañía de Jesús. Ocupaba toda una manzana a unos cien metros del convento de las dominicas de Santa Rosa, en la ciudad de Lima.

En sus líneas fundamentales, el edificio seguía el patrón arquitectónico normal en aquella época en centros conventuales. Se componía de una capilla con acceso desde la calle y de dos claustros, uno pequeño inmediato a la Capilla y otro de mayores dimensiones en la zona central del solar. La describe asi fray Francisco Bueno en julio de 1663:  

"El Señor Obispo dio la plata para el segundo claustro. Está en arqueado
todo lo bajo y, acabado, es lo mejor que hay en Lima, porque es la
traza de D. Constantino (sic.). Ahora se tratará de cubrirlo, porque el
Señor Obispo ha dado para la madera. Es un claustro muy grande, tiene
en el claro del patio ocho arcos cada ángulo, con que viene a ser un patio
grande y muy capaz, y esto es sin cubierta..."

El D. Constantino que se menciona no es otro que el arquitecto e ingeniero portugués Constantino Vasconcello, que ya trabajaba por aquella época en otra obra monumental: el Convento de San Francisco. Sin embargo, este claustro de San Pedro Nolasco ya estaba también en construcción y con ciertos acabados en 1663 y puesto que el Convento Grande de La Merced data de 1777-1780, el de San Pedro Nolasco se convierte en el primero de la orden mercedaria en Lima.

En el circulo, el Claustro de San Pedro Nolasco en plano del s. XVII

El claustro grande de San Pedro Nolasco, con ocho arcos por lado, abría sus galerías a 18 celdas para ser utilizadas por estudiantes y superiores. En 1647 se encontraban acabadas diez de ellas, mientras que en 1658 ya se habían terminado doce "en toda perfección". El resto esperaba todavía su cubierta definitiva, pero sí tenían "labrada toda la madera de las puertas y ventanas". A fines de siglo todas estaban ya cubiertas y entabladas con ricas maderas labradas.

El Colegio contaba, además, con otro claustro de arquería de dimensiones más reducidas, más próximo a la capilla. En las inmediaciones de este segundo espacio se encontraban el almacén, la portería, la enfermería del Colegio compuesta por cuatro piezas, concluidas en 1658; la capilla, aún no terminada por esas fechas; y otras dependencias generales del centro. El edificio se completaba con un refectorio "acabado con sus mesas y todo lo demás necesario", despensas, celdas interiores, oratorios, caballeriza, gallinero, corral de mulas y un amplio huerto conventual, al cual se accedía por un amplio portalón. El inmueble, por lo demás, contaba incluso con abundante agua para cubrir las necesidades de riego del huerto y para el consumo de los residentes, ya que "por la casa entra una acequia hecha de cal y ladrillo por donde corre bastante cantidad"

Se insiste con frecuencia en el detalle de la decoración y cubiertas de madera, hasta el punto de que no se consideraba terminada ninguna pieza hasta que no se cubría con una buena enmaderación; rasgo éste genuinamente limeño que llenaba de orgullo a los frailes mercedarios que dirigieron la obra.

La edificación no tuvo mucha fortuna con el transcurrir de los años. Diversos terremotos y cambios de dueños -estos últimos en el siglo XIX- hicieron que llegara a nuestros días sin su primitiva fisonomía. Tuvo que afectarle el terrible sismo de 1687, que obligó a reconstruir muchos edificios limeños. Pero aún más le afectó en la centuria siguiente el terremoto del 28 de octubre de 1746, el más fuerte de la historia peruana. Bemales Ballesteros transmite un curioso testimonio del, por entonces, vicario general de la Orden de la Merced de Lima, fray José de la Fuente, en el que se describen las consecuencias de este desastre: "Hallé el Colegio casi todo por el suelo, desmantelado y abierto por todos lados; y en lugar de jóvenes aplicados y recogidos, una cuadrilla de mozos mal criados que ni de noche ni de día paraban en los claustros".

El virrey Conde de Superunda trataría más tarde de impedir la reconstrucción de dicho Colegio. Pero los superiores de la Orden realizaron las obras de reparación sin licencia del virrey. Mientras tanto, los estudiantes de la Orden pasaron a residir al viejo Convento Grande y las rentas de este Colegio pasaron al Real Convictorio de San Carlos. Salvo algunos detalles que permiten reconocer el origen mercedario del inmueble -como, por ejemplo, la Virgen de la Merced que se encuentra en la parte superior del retablo de la actual capilla-, hoy día el antiguo Colegio es prácticamente irreconocible. Sólo queda la capilla muy transformada, restos de fachada, alguna talla de valor y los espacios correspondientes a los antiguos claustros. Sin embargo, son eso: meros espacios convertidos en patios con galerías modernas, pertenecientes hoy a un colegio de religiosas que lleva la advocación de Jesús Reparador y otras casonas y solares anexos.

Capilla "Jesús Reparador" lo que queda de este grande y bello Claustro Mercedario
Detalle curioso: la manzana o cuadra que ocupaba el Colegio de San Pedro Nolasco durante el siglo XVII se mantiene en la actualidad con el mismo perfil y configuración. Parece que los trazados urbanos resisten mejor los terremotos y los siglos.

*La ubicación de la portada de la primera foto es el Solar San Pedro Nolasco, en el Jr. Cusco 749. (Foto del Arquitecto Antonio Polo y la Borda, 2011)

*Articulo basado en el estudio de Ramon Serrera: "UNA OBRA INÉDITA DE CONSTANTINO VASCONCELLOS: EL CLAUSTRO DEL COLEGIO DE SAN PEDRO NOLASCO DE LIMA", 1978.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Excelente

Anónimo dijo...

David: Me gusto tu articulo mucho , tienes el articulo del A° siener sobre la obra de }vasconcellos? SI pudieras enviarme una copia , te lo agradecería. EL plano que muestras creo que es el plano escenografico de Pedro Nolasco, que tiene muchas incorrecciones en cuanto a los edificios que no concuerdan con los documentos ni con la realidad actual (con lo que queda) p.e. En el circulo que muestras ,. la capilla que supuestamente es la de Jesus Hostia o Reparador, esta en la acera y esquina de enfrente(hacia el actual mercado) y no donde esta actualmente. MAs claro esta en el otro plano de 173...donde si se puede apreciar claramente el noviciado mercedario.
Un cosa que si se aprecia es el curso del Rio Huatca o Huatica que venia por lo que sería luego el actual jn Ayacucho , en la esquina del actual Cusco pasaba por debajo de las casa , cosas que se vio cuando el incendio del 2001 que quedo al descubierto la canalización sobre la que construyeron la casa de esquina que se quemo y actualmente hay un edificio. que luego seguia por Mesa Redonda y el espacio entre Cusco Puno hasta pasar por delante del convento de Santa Catalina.
LA portada barroca que se muestra en la foto, esta en sitio visible o hay que pedir permiso para verla ?.
Las ordenes religiosas principales que se aposentaron en Lima, por lo menos las cinco mas grandes , tenian sucursales o casas de reposo interesantes ademas de la casa matriz por asi decirlo . Asi los Dominicos, tenian al COnvento del Rosario, donde tambien estaba en un principio el estudiantado en lo que luego se vendio para la Casa de Oquendo y parte de la actual casa de las columnas, pasando luego a la Rinconada de Santo Domingo sobre la actual puerta del colegio de SantoTomas y que conserva todavia una hermosa loggia con la escalera principal con una cantidad de arcos trilobulados y decoracion mudejar , caracteristicas de Lima arabiga. El noviciado paso luego al Colegio de Santo Tomas , desacralizado junto con la iglesia a fines del siglo antepasado para dar lugar a la carcel de mujeres y luego al Colegio Mercedes Cabello , y donde esta el unico claustro redondo o circular de America y uno de los dos del mundo (el otro esta en el palacio de Carlos V en Granada en la Alhambra). La recoleta o casa de reposo o descanso estuvo en la huerta al final de la calle de la Amargura , casi en los extramuros de entonces. Los Agustinos ademas de su convento grande con cinco generales (indice de la multitud de frailes que lo poblaban) y cinco claustros , uno desaparecido con hermosos detalles arquitectonicos unicos en Lima o por lo menos no tan abundantes , como las veneras y los arcos trilobulados y las esquinas con traspilastras de las columnas. Su recoleta quedaba en Nuestra Señora de Guia en la zona o de Piñoñate o del fundo Ventura Rossi. Su Colegio Mayor o noviciado quedaba en el COlegio de San Ildefonso cuyos claustros y capilla es la actual escuela de Bellas Artes frente al Colegio Real.

Anónimo dijo...

2- Cont.
Los mercedarios tenian el COnvento de nuestra señora de la Luz en el centro de Lima, su noviciado en el Colegio de San Pedro Nolasco que se describe en este post y su Recoleta en Belen donde estaba la iglesia dedicada a San Miguel con frente a la calle Tambo de Belen y que se demolió para dar paso a la Av. del Progreso , que en su inicio se denomina Uruguay y luego Venezuela y luego al Colegio de Belen. Los franciscanos ademas del Convento Grande de San Francisco con sus tres iglesias muy rumbosos ellos , con mas de seis claustros , varios d ellos como de San Buenaventura arrasados por la demolicion para dar lugar a la Av. Abancay. Su recoleta estaba en el fondo de la alameda de los Descalzos y que servia para el habitat de la parte mas severa de la orden , la de los franciscanos descalzos. Tenian otra huerta que tambien les sirvio en algun momento de retiro en la calle de Malambo en el Rimac que tenia la Iglesia de San Francisco de Paula El Viejo, parte de cuya huerta fue demolida para dar paso a la Av. Tacna, Esta iglesia tiene reminiscencias aruitectonicas de la Iglesia Matriz en cuanto al almohadillado de sus torres y fachada. El noviciado, lo constituyeron en la frontera que daba al actual jn Amazonas . Tanto era el terreno que se dieron el lujo de contar con una tercera orden seglar , que era como un convento dentro del otro y que ahora da frente a la Av. Abancay , anteriomente se abria su atrio despues de un pasillo que venia del claustro de San Buenaventura . Tiene una pequeña iglesia -Capilla, con algunos datos interesantes, como el patio interior techado con arcadas, mezzanines o correodres con balaustradas donde se exhibia hasta hace poco la coleccion de grandes cuados atribuidas a Rubens , este patio era un atrio interno donde se abria la puerta de la capilla , que en su altar mayor tenia el retablo unico en Lima del crucificado que seguia el estilo del "transparente" a imitacion del que existia en la catedral de Toledo (la idea era que la imagen estaba en una especie de telar calado con diversas aberturas y rayos semejando resplandores y detras había un cielo con rompimientos de gloria o de tormenta dependiendo de la advocación, todo en madera) .Al lado de este edifico esta un pequeño claustro monacal con una cantidad enorme de azulejos revistiendo sus paredes , columnas, bancas con motivos de religiosos y grutescos, tiene salida o entrada por la calle del tigre.
Por ultimo los jesuitas se aposentaron en el local de las calles estudios y del gato o del Catu (?)(mercado indigena), Hicieron su local de estudios del noviciado en el Convento e Iglesia de San Carlos , actual Casona de San marcos y Panteon de los proceres. La recoleta jesuitica estuvo diseminada en las diversas y hermosas haciendas desperdigadas por el valle de Lima , como la de Villa , la De San Juan Grande en Surco. Los conventos de mujeres , eran verdaderas ciudadelas ineriores y por su mismo caracter de clausura no tenian tantas casas como las de los varones , mas bien teniendo sucursales , por las variantes de la regla basica que seguian , Asi Las carmelas , tenian el Convento del Carmen Alto(de las calzadas ) y tambien el mas grande del Carmen Bajo o Santa Teresa desgraciadamente ya desaparecido (de las descalzas), las dominicas , tenian al de Santa Catalina. La agustinas a la Encarnacion y al Prado , Las mercedarias en su local de Maravillas y las franciscanas tenian varias, junto al principal de Santa Clara , estaba el de las Descalzas de regla mas rigurosa, el de las Concepcionistas, las Trinitarias, etc.
Saludos
Hugo

David Pino dijo...

Vaya, que comentarios tan enriquecedores y llenos de detalles. Le enviare el documento de donde base este articulo. Saludos!

Eduardo dijo...

Hola amigos. Les mando un saludo desde la ciudad de Lerida España.En noviembre de 2012 tuve oportunidad de conocer Lima y por supuesto el Rimac. Quede encantado por como saben conservar