viernes, octubre 8

Lima y la ocupación chilena - Actos heroicos en Miraflores

Mientras estaba en rigor la tregua solicitada por el ejercito chileno después de la batalla de San Juan y se hacían gestiones diplomáticas para evitar otra batalla en los reductos de Miraflores, pero lo inevitable llegó. 

Soldados de la Reserva, 1881
El dictador Pierola, se encontraba almorzando en su casa de Schell y acababa de recibir a una comisión diplomática extranjera que se ofrecía como mediadora, cuando empezaron los disparos y el ruido de un combate generalizado. No termino de saludar a todos los recién llegados y saliendo de su casa se dirigió al campo de batalla, pero sin intención de dar ordenes precisas, solo daba vueltas aun a riesgo de perder la vida. Juan Paz Soldan, ayudante del dictador en la batalla de Miraflores narra este episodio: "En un arranque de noble desesperación don Nicolas de Pierola lanzo su caballo sobre las filas chilenas buscando la muerte. Solar fue uno de los que le siguieron y trataron de impedir su sublime locura. Los otros dos eran: el coronel Chocano y Nicolasito, el hijo mayor del Jefe Supremo, joven que en esa jornada dio pruebas de un valor heroico. El coronel Chocano tuvo que cruzar su caballo delante del que montaba don Nicolas de Pierola".



En vez de dar ordenes para que el grueso de la tropa peruana entrara en combate, sobretodo cuando los chilenos retrocedieron hasta Barranco, prefirió dar ordenes de que se dispersaran las tropas y el mismo tomo rumbo a la sierra, sin pasar por Lima, acompañado de un reducido numero de acompañantes. Solo combatían en esta batalla un batallón del ejercito activo, el de Marina y el resto lo componían lo mas selecto de la población de la capital, formado por abogados, magistrados, grandes propietarios, banqueros, ex-ministros, ex-diputados, ex-senadores, comerciantes de los mercados de la ciudad, estudiantes de la universidad San Marcos, colegiales del Guadalupe y el San Carlos, bomberos, aguadores y algunos extranjeros que amaron como suya esta ciudad de Lima. Asimismo muchos hijos de presidentes, generales, políticos, etc. Toda la población civil se hizo presente en la defensa de su ciudad.

Soldados de los Reductos de Miraflores

La batalla de Miraflores termino hacia las 6 de la tarde, pero el ejercito chileno ignoraba todo lo que había pasado en el campo contrario, sabia que la mayor parte de las fuerzas peruanas no había tomado parte de la batalla, porque no las había visto venir contra si, e ignoraba también el porque la extraña orden de dispersión de las tropas peruanas dadas por el dictador Pierola. Habiendo visto la bravura de los peruanos en Miraflores, se supuso en el alto mando chileno, que las tropas que no habían entrado en combate pensaban disputarle la entrada en la capital y en los muros de la misma. Pero mientras en el campo chileno se pensaba en nuevas batallas, en largos y penosos asedios y quien sabe cuantas cosas mas, para apoderarse de Lima, esta ciudad se encontraba por el contrario, sobrecogida del mas desesperado terror, al ver el cielo iluminado desde el sur, por los infamantes incendios en Chorrillos, Barranco y Miraflores que ya empezaba también a arder.


Aun cuando la mayoría de la tropa había huido después de perdida esta batalla, hubo otros grupos que dispersos en las calles de Miraflores, aun hasta la noche, vendieron cara la derrota. Un oficial peruano cuenta en su reporte, que habiendo recibido las ordenes del dictador de dispersión total de la tropa, el y unos acompañantes, se encontraban deambulando por las calles de este desventurado distrito, cuando escucharon sonidos procedentes de una división chilena que se aproximaba, al verse en inferioridad numérica para ofrecerles un enfrentamiento directo, decidieron entrar en una casa con altos y desde allí cual expertos francotiradores, empezaron a disparar, haciendo caer uno por uno a los soldados chilenos que desconcertados, empezaron a incendiar las casas de donde suponían venían los disparos. Sigue contando este oficial, que cuando fueron detectados, escucharon que trancaban la única puerta de salida de la casa, desde fuera y luego el olor a kerosene de las bombas incendiarias se hizo fuerte dentro de la casa, se despidieron entre ellos y acordaron salir cada uno como pudiera de allí, el vio que en la huida dos de sus compañeros caían acribillados mientras el salía por una ventana hacia la calle contraria, mientras la casa ya era víctima de las llamas. Encontrándose solo y felizmente con vida, durante la noche tuvo que recurrir a las mas insólitas ocurrencias con tal de salvar la vida y seguir luchando por el ideal que defendía. Cuenta el que tuvo que acostarse junto a unos muertos y poner cara de fallecido para que al pasar las tropas chilenas no lo notaran, pero el astutamente movía su rifle apuntando hacia el enemigo y con certeros disparos causo varias bajas entre las tropas chilenos que no acertaban a descubrir de donde venían los disparos. Al amanecer, seguía deambulando solo cuando sintió cerca a una división acercándose hacia donde el se encontraba, nuevamente fingiendo estar muerto, táctica que tan buenos resultados le había dado, apunto su rifle y justo antes de disparar pudo notar que era una división peruana que a riesgo de la situación buscaba sobrevivientes entre la cantidad de muertos que habían en las calles del distrito, se les unió y regreso a Lima con ellos.




Miraflores también fue víctima de la soldadesca chilena, que al igual que en Chorrillos, saqueó e incendió las casas que en ella había, solo se salvaron algunas (como la del ex-presidente Pezet), que fue usada como cuartel. Sin resistencia alguna, los chilenos se preparaban para entrar a la otrora alegre, prospera y confiada ciudad virreinal.

Próximo artículo:
Lima y la ocupación chilena - Tercera parte
El ingreso de la tropa chilena al centro de Lima.



Fuentes:
Jorge Basadre, Historia de la República del Perú, tomo 7, octava edición.
Mariano Felipe Paz Soldan, Narración Histórica de la Guerra de Chile contra el Perú y Bolivia, tomo 3
Fotos: 
Museo del Reducto de Miraflores
Foro Lima de Siempre, Skyscrapers

18 comentarios:

APLACENCIA dijo...

Excelentes fotos estimado y si gustan mas datos, o colaboración suban sus fotos o links, si gustan saber mas de estos episodios visiten el foro peruano de la guerra del pacífico:

http://soportesmp.com/forum/index.php

Anónimo dijo...

Piérola el gran traidor de la mal llamada "Guerra del Pacifico", lean el libro "Memorias de Andres Avelino Caceres" e Historia Militar del Perú tomo 2 de "Carlos Dellepiani", Pierola le niega a Cáceres contraatacar a las tropas chilenas la noche del dia de la Batalla de San Juan cuando las tropas estaban ebrias, saqueando e incendiando Chorrillos, matando a sus mismos oficiales, aduciendo Piérola que habia pactado una tregua y que su "palabra de honor" estaba de por medio; los mismos oficiales chilenos de la epoca escriben en sus memorias que "si las tropas peruanas contraatacaban esa noche, otro hubiera sido el curso e historia de la guerra"

Anónimo dijo...

"En un arranque de noble desesperación don Nicolas de Pierola lanzo su caballo sobre las filas chilenas buscando la muerte". Que tal mentira! Pierola en toda la guerra se caracterizo por su cobardia, entreguismo y fatuidad.

Anónimo dijo...

ESA GUERRA LA PERDIMOS POR TONTOS,SI EN LA NOCHE DEL 13 DE ENERO LOS SOLDADOS PERUANOS HUBIESEN ATACADO NOSOTROS GANÁBAMOS Y EN ESTOS MOMENTOS OTRA SERÍA LA HISTORIA.

Anónimo dijo...

NOS METIMOS EN ESA GUERRA POR ESTUPIDOS EN AYUDAR A LOS BOLIVIANOS QUE DESPUES NOS ABANDONARON, DEBIMOS DEJAR QUE CHILE SE APODERE DE BOLIVIA Y HASTA PACTAR CON LOS CHILENOS PARA REPARTIRNOS ESE PAIS ALTIPLANICO

Anónimo dijo...

Un asco fue la Guerra del Pacifico para los peruanos que quedamos como cobardes con un gobierno como Pierolista

Fernando Tavera dijo...

LA GUERRA Y SUS CAUSAS SON UN TEMA, Y EL COMBATE DE MIRAFLORES ES OTRA. LO QUE SE PUEDE CONCLUIR ES QUE EN MIRAFLORES PRIMARON LOS SIGUIENTES ELEMENTOS:
DESORGANIZACIÓN: PUES EL DICTADOR CARECIO DE LA FORMACION MILITAR NECESARIA PARA PRESENTAR UNA DEFENSA COHERENTE
INFERIORIDAD MATERIAL Y DESMORALIZACIÓN: LA GUERRA YA ESTABA PERDIDA EN ESE MOMENTO, Y SE COMBATIA SIN ESPERANZA DE TRIUNFO, SOLO POR DESESESPERACIÓN FRENTE A UN ENEMIGO MEJOR ARMADO Y CON LA MORAL ALTA
HEROÍSMO: QUE DEMOSTRÓ PRINCIPALMENTE LA CIVILIDAD QUE COMBATIÓ ALLI POR HONOR, DONDE CAYERON ILUSTRES HABITANTES DE LIMA
VANDALISMO: QUE FUÉ LA REGLA GENERAL DEL COMPORTAMIENTO CHILENO EN LA GUERRA, MAXIME TENIENDO EN CUENTA QUE EL SAQUEO LOS LUJOSOS PUEBLOS DE CHORRILLOS, BARRANCO Y MIRAFLORES ERAN EL PREMIO OFRECIDO A LA SOLDADESCA POR LA CAMPAÑA DEL SUR

Anónimo dijo...

PRECISIONES HISTÓRICAS: A) EL REGIMIENTO DE LA PRIMERA FOTO, PERTENECE A LA GUERRA DE SECESIÓN DE LOS EE.UU.Y ES EL ÚNICO REGIMIENTO DE NEGROS QUE ALLI COMBATIÓ.
B)LA FOTO SEGUNDA, pertenece a soldados chilenos ,que posan para un fotógrafo.LLevan botas, y los peruanos usaban ojotas, salvo los oficiales.Ver álbum histórico Ejercito de Chile.

Anónimo dijo...

Es la Guerra de la oportunidades perdidas, Piérola un traidor o un incapaz, pues era un civil dirigiendo a las tropas.
Gloria eterna a todos los soldados y civiles que lucharon y dieron lo más importante ... Su vida por su familia, por las futuras generaciones, por la sociedad, por el país y somos nosotros los que nunca debemos olvidarlos.

Anónimo dijo...

Cuál es la bibliografía de la historia del oficial sobreviviente de Miraflores y ?
cuál es el nombre de ese héroe anónimo?

Humberto Mendoza dijo...

Maldito seas pierola, por toda la eternidad!!!

Anónimo dijo...

Si quieres la paz prepara la guerra reza un viejo aforismo. La guerra con chile sucedió por culpa del civilismo que desarmó al Perú y lo condujo a la anomia. Si se hubiese seguido la política de Castilla de comprar 2 buques si chile compra uno, la guerra no hubiese sucedido, pero cuando un país alardea de que es pacifista frecuentemente es tildado de cobarde. LOS QUE AMAN VERDADERAMENTE LA PAZ SON AQUELLOS QUE VIRILMENTE JAMAS BAJAN LA GUARDIA ANTE LAS AMENAZAS ARMANDOSE HASTA LOS DIENTES. Recuerden comprar armas no es un gasto inútil sino una inversión, pues si en 1879 el Perú hubiese estado armado hasta los dientes y con su marina y ejército bien entrenados su riqueza, su industria y su patrimonio cultural jamas hubieses sido saqueados por el rapaz e insolente vecino del sur. Hay que tener espíritu guerrero si queremos mantenernos como país. AL PACIFISMO DILE NO.

Anónimo dijo...

Lo mismo digo...

ruben luque dijo...

Después de 135 años de tomada Lima, debemos recordar con especial orgullo la entrega de tantos compatriotas, quienes desprendiéndose de sus arraigos personales, de sus familias y de hasta sus propias vidas, ofrendaron y se inmolaron por la Patria, valores que en estos tiempos de ambición y corrupción, ya no encajan entre los peruanos, quienes en una muestra de egoísmo, solo pretenden el poder para enriquecerse y des`precian así las gestas heróicas de nuestros antepasados. Recordemos con orgullo a tantos jóvenes, padres de familia y hasta niños, en este día 15 de enero que debería ser recordado como la muestra de valor ciudadano ante la falta de liderazgo de los políticos de turno. ¡Gloria a nuestros defensores de Lima!

Anónimo dijo...

interesantisimo. aunque falta mas detalles

Lobo Estepario dijo...

SOBRE GUERRAS Y DERROTAS PERUANAS

La Guerra del Pacífico tiene dos aristas importantes, la histórica ambición chilena y la influencia de la economía británica en la explotación del guano y el salitre. Se podría resumir que: “la guerra del pacífico fue ganado por la corona británica utilizando a los chilenos como instrumentos”. Esta fue una guerra en la que nunca debimos entrar, no era problema peruano, con solo declararnos neutral, actualmente Arica y Tarapacá hubieran seguido siendo departamentos peruanos, además, de las 20,000 almas que murieron por esta causa, vidas importantes desperdiciadas en desmedro del crecimiento de nuestra nación.

En un conflicto geopolítico territorial prima principalmente el beneficio del país, el resto debe importar poco. Pecamos de omnipotencia por aparentar ser un país altruista, la sociedad limeña de entonces se ufanaban de pertenecer una aristocracia rancia y floreciente, monopolista (todo era cierto, el Perú de entonces era una nación en crecimiento y autónomo), pero, no sopesaron y ni midieron las consecuencias de la guerra.

Cuando Chile declara la guerra a Bolivia, la aristocracia limeña festeja con júbilo y vítores de ir a una guerra (y porque peleábamos por Bolivia?, simplemente por estúpidos), sin estar preparado para eso, entusiasmo sobrevalorado, que nos costó una vergüenza histórica y pérdida territorial. José Antonio Lavalle (ilustre y erudito peruano) nuestro negociador y plenipotenciario para la guerra, sugirió ser neutral en el conflicto, el congreso y la aristocracia no tomaron en cuenta ni por asomo esta brillante salida, como lo hizo acertadamente Argentina que a la larga fue beneficiado con toda la Patagonia.

No peleábamos con Chile, sino con la gran Pax Británica, corriente económica imperial que genero la guerra de la Triple Alianza y luego la Guerra del Pacífico, todo por recursos naturales y hegemonía económica de la región.

Chile nos declara la guerra y el Perú acepta sin criterio alguno, no teníamos armas, ni estrategia de defensa, un país dividido, caudillismo por doquier, embargo económico, etc., en la contienda sangrienta de largos años se inmolan Grau, Bolognesi, Ugarte, Leoncio Prado (hijo del presidente), otros sobreviven, Recavarren, Iglesias, etc. Cáceres y sus huestes huyen a las breñas y le da una resistencia valerosa, que en cierto modo esta gesta heroica de este gran hombre enorgullece a los peruanos actuales. Miles de soldados, milicianos y civiles dieron sus vidas por una causa perdida. No ganamos la guerra, pero, debemos estar orgullosos, que jamás nuestros soldados se doblegaron por cobardes, pelearon con valentía, dieron el pecho y prefirieron morir en batalla, se perdió los bastiones Tarapacá, Chorrillos y Miraflores a sangre y fuego, se resistió 4 años, sellándose la triste derrota en Huamachuco, luego fuimos presionados por las circunstancias a firmar el tratado de Ancón, que fue nefasto y apresurado, sellando con esto nuestra derrota.

Lamento decir que nuestras fronteras han sido delimitadas principalmente por derrotas causado por desidia, corrupción y lejanía de nuestros gobernantes de turno. Perdimos Alto Perú, Guayaquil, Putumayo, Leticia, Acre, Arica y Tarapacá. Definitivamente la historia de nuestras fronteras y formación como nación nos indica sucesos nefastos y negativos, pero, todo esto nos hace recapacitar para no cometer los mismos errores del pasado y que debemos luchar contra la adversidad para continuar hacia adelante como nación. Todo esto no nos hace menos, ni debemos sentir vergüenza, todo lo contrario, debemos mimetizar estas derrotas y transfórmalo en victorias constantes en bien del desarrollo de nuestro país y nuestra identidad.
Pedro Ramos
Julio 2015
(Espero que a alguien le interese estos raciocinios sobre nuestras guerras que casi todas fueron derrotas, excepto la del 41 frente a Ecuador, pero, no nos sirvió de nada)

Fatima Rodriguez Serra dijo...

Regalando una parte del parque Reducto Nº 2, por Ley 9948 se ordenó que en su área de 37,250 m2 se establezca un monumento en honor a los combatientes de la Batalla de Miraflores. Pero por Ley 12648 se derogó la Ley 9948 y se entregó el parque a una congregación religiosa para que construyera allí su templo parroquial, pero por DL 17886, se derogó la Ley 12648, declarando intangible en "toda su extensión".
En la actualidad el parque Reducto Nº 2 tiene como área de 20,000 m2. Parece que si se cedió terreno a la congregación religiosa, porque faltan 17,250 m2.

http://fatimarodriguez.blogspot.pe/2016/01/regalando-una-parte-del-parque-reducto.html

Rocky dijo...

Buen dato, de chico he pasado por ese lugar y solo por comentarios de la gente, sabia que era un lugar importante de nuestros antepasados. El gobierno no le da mucha importancia a nuestra historia, no hay una politica de educación para hacer conocer toda nuestra historia a los niños y jóvenes. Incluso en las mismas universidades ahora con la Ley nos exigen hablar un idioma mas, y de nuestra Historia nada.