viernes, junio 17

Iglesia de Nuestra Señora de la Cabeza

En la zona antigua del Rímac se conservan conventos e iglesias de gran valor histórico, entre el que se encuentra la Iglesia de Nuestra Señora de la Cabeza. 


Su origen se remonta a 1612, cuando Juan Martín Fregoso compró un solar para construir una ermita dedicada a Nuestra Señora de los Angeles. Posteriormente donó el terreno a los Padres Dominicos para ser usado como Casa de Estudios. En 1624 la capilla fue reemplazada por la Iglesia de Nuestra Señora de la Cabeza por los vecinos Diego de la Cueva y Juan López de Mestanza, muy devotos de "Nuestra Señora de la Cabeza", imagen muy venerada en España.


Cuenta la tradición que en 1634, una fuerte avenida del Río Rímac destruyó parte de la Iglesia que colindaba con este, por lo que San Martín de Porras debió salir del Convento de Santo Domingo, dirigirse a "La Cabeza", orar y lanzando 3 piedras al río (que representaban a la Santísima Trinidad), logró calmar la furia del mismo. Esta Iglesia ha sufrido varias modificaciones tanto en su fachada como en su interior. 

En 1747, el Virrey Marqués de Villagarcía dispuso el arbolado de la ribera del río al costado de la Iglesia, por lo que se le llamó a ésta, Alameda de la Cabeza. El Templo por fuera, dice poco de las bellezas que atesora en su interior. En su exterior, se puede observar que es de techo plano, caso único en Lima.


A este Templo se le conoce hoy como "Las Cabezas", cuando debería ser "De la Cabeza".


Fuente:
Andujar Peregrina, Nuestra Señora de la Cabeza en Hispanoamérica 

1 comentarios:

Albino dijo...

Saludos: Sabes si en esta Iglesia se encuentra la imagen del Señor de las Viñas?