sábado, marzo 19

Edificio Histórico en riesgo: La Casa de Correos y Telegrafos de Lima

*Un articulo de Rex Lupus

En poco tiempo este bien logrado y singular edificio pasará de ser la "Casa de Correos y Telégrafos" a “Museo de la Gastronomía”. Alguien ha decidido rebautizarlo a pesar de los 114 años de edad que lleva a cuestas.


Las personas envejecemos. Las que lo hacen con distinción y dignidad suelen guardar historias y ejemplos útiles para sus pueblos, y ellos, reconociendo la valía de su aporte, las protegen y cuidan.

Los edificios también se hacen viejos, registrando el paso del tiempo y de la historia, por ello se les considera documentos que deben ser preservados y protegidos de toda alteración que varíe o distorsione los hechos reales. Los edificios son testimonios del pensamiento de una época o período con ideas e ideales propios. También son respuestas a problemas específicos de orden funcional y estético.

La Casa de Correos y Telégrafos fue diseñada para ser tal y, como a toda persona o cosa que ha servido a su comunidad haciéndola mejor y más bella, debe de protegérsele para que siga siendo la misma y tenga una vejez ejemplar.

Cambiarle el uso original al de “museo de gastronomía” es un error a varias escalas: una histórica, una estética y otra funcional. El atentado contra la historia es porque se despoja al museo de correos y filatelia de un espacio natural, apropiado para su funcionamiento. En cada recinto y oficina de la casa de telégrafos se han realizado actividades y servicios útiles para la vida pública y privada. Eso es parte de la memoria e historia del pueblo. Pero también hay otra historia, y es la de la misma institución que se ve afectada negativamente cuando se le quita un patrimonio inmueble capaz de explicar su naturaleza y evolución.

La estética es algo más bien relativo, pero cada objeto o cosa tiene la suya y, sea para bien o para mal, la estética (estilo, lenguaje, etcétera) lo identifica y distingue. Por ello resulta un error tremendo transferirla de un ente a otro.

El cambio de uso afectará el edificio porque, al haber sido proyectado y construido para cumplir funciones y actividades específicas, sus ambientes tienen características que sólo sirven para un propósito determinado. Un “museo de la gastronomía” tiene requerimientos y demandas especiales incompatibles con un edificio de las características de la Casa de Correos y Telégrafos. Es cierto que toda edificación puede reciclarse, pero al costo de modificar sensiblemente su arquitectura y estructura.

El lugar para las ricas pachamancas, sabrosos arroz con pato y demás cosas olorosas no debiera de ser este. Mejor es buscarles otra ubicación y construir luego un moderno museo que testimonie la importancia que hoy en día, como nunca antes, le estamos dando al buen comer… pero por ahora que dejen en paz el edificio de la Casa de Correos y Telégrafos del Perú.



*Rex Lupus es participante de la pagina Lima la Unica en Facebook

12 comentarios:

Juan Javier Velarde Ganoza dijo...

Cada Monumento Histórico tiene su valor, no desvistamos un santo para vestir otro que recién comienza y su sede puede escogerse en nuestro vasto territorio Nacional. Y por que no descentralizarlo a algúna provincia cercana a Lima?

Juan Javier Velarde Ganoza

Anónimo dijo...

Seria interesante publicar de donde proviene semejante atropello y falta de respeto a un edificio de tanto valor historico.

EDSC dijo...

Hacer de la antigua Casa del Correo Central un Museo de la Gastronomía me suena a corrupción ya que no sería raro que allí se instale McDonalds y otros negocios para hacer de ese espacio un Food Center de estilo Republicano, para los turistas que vayan a ver el desfile-espectáculo de la Guardia Presidencial del Palacio.

Más abajo, en el ex-local del Palais Concert habría un "Mall" al estilo Miami.

En París para hacer todos es negocios y edificios modernos, se tuvo que ir más allá del área urbana, a La Defense donde se instalaron para así no dañar la arquitectura histórica de París.

La búsqueda de negocios y la "huachafería" de los nuevos ricos no debe atentar contra el patrimonio historico-cultural de Lima.

Generalfeldmarschall dijo...

Es aquí donde entra el "si yo fuera alcalde..." Bueno, compraría el Palais Cocert para poner ahí el llamado Museo de la Gastronomía en uno de los pisos, para luego restaurar el de Filatelia.

Aunque la idea de un museo gastronómico me sigue pareciendo ridícula.

Gino dijo...

Es increible la ignorancia y falta de criterio al querer tomar este bello local para hacer actividades gastronomicas,lo poderes economicos juegan su papel,desnaturalizando y vejando nuestros monumentos historicos,recordemos que el Palais Concert,tambien se puede convertir en una tienda por departamentos!el colmo! es importante que nuestra Ministra de Cultura,tome cartas en el asunto,es indignante ver la pasividad de nuestras autoridades,o hay algo de corruptela en estas negociaciones?

tito cherres dijo...

no olvidemos también ese otro atropello monumental, el de el hoy llamado Parque de las Aguas, renombrando un "Memorial Park" una tierra santa donde nuestros ancestros fueron a prepararse para repeler la invasión chilena, donde muchos murieron, y se le transforma en un parque de diversiones, y nadie dice nada, en otro país, saldríamos todos a protestar así como los invasores protestan por sus títulos de propiedad, pero así somos, solo hablamos y no hacemos nada real

tito cherres dijo...

no olvidemos también ese otro atropello monumental, el de el hoy llamado Parque de las Aguas, renombrando un "Memorial Park" una tierra santa donde nuestros ancestros fueron a prepararse para repeler la invasión chilena, donde muchos murieron, y se le transforma en un parque de diversiones, y nadie dice nada, en otro país, saldríamos todos a protestar así como los invasores protestan por sus títulos de propiedad, pero así somos, solo hablamos y no hacemos nada real

tito cherres dijo...

además que es un anti-museo, sin rigor museístico alguno, más bien un atentado contra la cultura "casa de la Gastronomía" se toma como gastronomía, cuando en realidad la moda actual no es nuestra gastronomía, el sancochado, el arroz con pato, sino, una nueva comida chatarra, que todos dicen que es peruana, y es bien extranjera, y dicen que es nacional cuando es recién plagiada del extranjero, como el pollo a la brasa, la salchipapa, los tekeños, etc, nada de eso es peruano, ni tradicional, son plagios modernos de comidas extranjeras, esa es la verdad, y hacen un museo que no tiene ningún viso de científico, ni de histórico, es un culto a las falsedades que están hoy de moda por ciertos personajes y personajillos que han hecho un negoción superficial ¿museo?

juanito Arce dijo...

Que atrasados que estamos e ignorantes,sí muy buena cantidad de turistas visitan nuestra capital porque que no facilitarles que consuman lo que el Perú produce las cosas cambian para bien no para mal.

Anónimo dijo...

Realmente es un atropello, hacer de un monumento tan antiguo, el Museo de Gastronomía, el o los que se les ocurrió esa idea, deben reconocer que fue un error. No hay que permitirlo.
Pochi

Jim S dijo...

Visité el Museo y no me pareció un atropello a la cultura. Este museo ofrece al público la historia de la gastronomía del Perú. Enlace: http://www.limacultura.pe/directorio-cultural/casa-de-la-gastronomia-peruana

Santiago Stucchi Portocarrero dijo...

Otro ejemplo de huachafería que solo busca explotar la moda pasajera de la "gastronomía peruana", que muchos repiten irreflexivamente.