martes, noviembre 15

La primera empresa urbanizadora que se formó en Lima

Una ciudad que creció desmesuradamente y de manera desordenada, esa es nuestra Lima. Las empresas urbanizadoras tuvieron su parte, la mayor de las veces convirtiendo en zonas residenciales, campos eriazos y zonas de cultivo. Pero a mediados del siglo XIX, se urbanizo por primera vez un sector de la ciudad, que hoy esta completamente integrado a lo que llamamos "el centro de Lima".

Lo que eran, hacia 1845, los barrios de las "chacritas"

El perímetro de la ciudad, delimitada por la Muralla, antes de 1857 era una sola e integra, sin calles que la atravesaran fraccionandola, toda esta zona de la ciudad, que desde las calles de Chacarilla, Santa Teresa y Santa Catalina, iba por el Sur hasta lindar con las murallas, zona que era formada por terrenos de huertas y se hallaba por ese entonces edificada en su contorno. Así la representan los planos antiguos, como el que hacia 1845 levanto E. C. Carter, según reza la firma que lleva el dibujo al pié.

De esas huertas, la llamada "El noviciado" pertenecía a doña Maria Gómez, que la vendió en 36.000 pesos a don Pedro Sayán y don Mariano Alvarez; quienes con el propósito de urbanizar esos terrenos, les agregaron una chacrita vecina: "Guadalupe" y formaron sociedad entre si y con el doctor Mariano Felipe Paz Soldán, que aportó a la empresa, como capital, y por cierto muy valioso, "su ingenio y su dirección personal" segun reza la escritura en cuya virtud quedo constituida la nueva sociedad.

Trazado el plan de urbanizacion, y como les precisara tocar terrenos pertenecientes a los colegios de Guadalupe y San Carlos, hubieron los empresarios de acudir al Gobierno en demanda de la suprema aprobación de sus proyectos, la que les fue concedida por resolución del 30 de noviembre de 1859 imponiéndoselas como condición, la reedificacion de los locales pertenecientes a dichos colegios que fueron demolidos, dandoseles en indemnización los terrenos de los mismos establecimientos que resultaran sobrantes y en trozos, y declarado extinguido el censo (o deuda) de 7,000 pesos que a favor del ramo de la Inquisición gravaba sobre la huerta del Noviciado.

Calle Chacarilla, donde estaba el Colegio Guadalupe

Que el plan se llevo a la practica, y que como negocio tuvo cumplido éxito parece demostrarlo el hecho que a la disolución de la sociedad, en 1860, les tocó, en terrenos, a don Pedro Sayan 71,915 pesos, a don Mariano Alvarez 27,360 pesos y 10,380 pesos al doctor Paz Soldan.

Dupard, en el plano de Lima que levanto hacia 1863, da como realizado enteramente, sobre el terreno, el proyecto de la sociedad Sayán-Alvarez-Paz Soldán.

Pero, es lo cierto, que solo llego a realizarse en parte, pues varias manzanas recién fueron levantadas después de la demolición de las murallas y apartándose del trazo que aquella sociedad propuso; y en cuanto a la calle final del Jr. Cotabambas y que solo fue abierta en un trecho, aun en 1906 continuaba en trabajos, para dar paso a la linea del "novísimo" tranvía nacional eléctrico.

Ultima calle del Jr. Cotabambas que en 1906 aun seguía en trabajo de apertura

Parque Universitario, toda esta zona fue parte de los terrenos que se urbanizaron

Fuente:
Ricardo Tizón y Bueno, Historia del Plano de Lima, Revista Actualidades, 1906

1 comentarios:

Anónimo dijo...

que interesante, buen articulo!