viernes, octubre 18

La Plaza Bolívar y sus cambios

En la época virreinal esta plaza empieza a tomar forma urbana a raíz del establecimiento de una iglesia y un hospital para mujeres llamado de la Caridad, la mudanza del Tribunal del Santo Oficio en 1584 desde la plazuela de la Merced -hacia los predios que ocupó donde hoy esta el Museo de la Inquisición y la Bomba Roma- y otras lujosas mansiones solariegas, alrededor de la misma. 



En la “Historia de la Fundación de Lima”, el padre Bernabe Cobo cuenta que la plaza recibía el nombre de Plaza del Santo Oficio y la Universidad, debido a que ahí funcionaban ambos locales. En algún momento de su historia también fue llamada Plaza de la Constitución. 

Su tamaño y su forma han variado con el tiempo pues en siglos pasados ocupaba más allá de la mitad de lo que hoy es la avenida Abancay. Y cambia definitivamente de nombre por el que lo conocemos hoy a raíz de la inauguración el 9 de diciembre de 1859 de la escultura del Libertador Simón Bolívar, obra del escultor Adamo Tadolini, en el lugar donde se encontraba una antigua fuente de agua. 

Plaza Bolívar, 1863. Foto de Rafael Castro y Ordoñez

Calle Juan de la Coba (Jr. Abancay), a la derecha árbol de la Plaza Bolívar 

Edificio del Senado, hoy Museo de la Inquisición (Colección: Jorge Benavides)

Los edificios que la circundaban también cambiaron. Tras abolirse la Inquisición en 1813 y con la llegada de la Independencia en 1821, el local del Tribunal del Santo Oficio funciono como cuartel y cárcel. Luego, desde 1848 hasta 1938, fue la sede del Senado y fue por este motivo que se modifico su fachada en 1895 tal como aparece ahora, de un estilo greco-romano, con columnas, un frontón triangular y algunos símbolos, como el antiguo edificio del Senado Romano. Actualmente es el local del Museo de la Inquisición. Donde funcionaba el hospital de la Caridad, después fue el local de la Universidad San Marcos y ahí se encuentra actualmente el local del Congreso de la República.

La plaza fue sometida a muchas remodelaciones menores, que tenían que ver con arreglos de sus jardines o colocación de baños públicos. Sin embargo, a raíz del ensanche de la avenida Abancay a partir del 12 de setiembre de 1955 se le sometió a un gran trabajo de remodelación a cargo del Concejo Provincial de Lima. Originalmente este proyecto contemplaba una amplísima plaza que contaría con un pintoresco espejo de agua de 30 metros de extensión y que estaría adornado con seis mástiles donde flamearían las banderas de Venezuela, Ecuador, Colombia, Bolivia, Panamá y Perú.

Trabajos de remodelación de la Plaza Bolívar, 1955 (Archivo: Ramón Quevedo)

El diseño incluía surtidores de agua a ambos costados del monumento y piso de concreto rayado y losetas, similares a los de la Plaza San Martín de entonces. Los trabajos incluyeron un nuevo pedestal para el monumento a Simón Bolívar en su nueva ubicación. Esta base fue colocada el 20 de junio de 1956. Las obras concluidas fueron entregadas solemne y oficialmente en una ceremonia efectuada el 17 de diciembre de 1956.

Un proyecto para la Plaza

En 1966 el Colegio de Arquitectos del Perú por encargo del Ministerio de Fomento y Obras Publicas realizo un concurso urbanístico arquitectónico para encontrar un buen diseño que sirviera para la remodelación de la Plaza Bolívar y toda el área aledaña que comprendería el complejo legislativo del Perú.
El fallo final dado a conocer  el 24 de enero de 1967 dio como ganador al arquitecto Carlos de Martis. Su planteamiento arquitectónico contemplaba la construcción de portales en tres de las cuatro caras del perímetro de la plaza Bolívar, así como el traslado del monumento a otra ubicación dentro de la misma plaza, pero con un pedestal de mayor tamaño. En el centro del atrio se colocaría un asta monumental para el izamiento de la bandera bicolor.

Imagen del concurso de remodelación de la Plaza Bolivar, 1966

El proyecto comprendía también estacionamiento subterráneo para vehículos (en el subsuelo de la plaza) con una capacidad para 500 autos aproximadamente. Se proyectaba remodelar el actual edificio legislativo, construir una sala de sesiones en el local original del Congreso (lo que hoy esta ocupado por el Museo de la Inquisición y la Bomba Roma), oficinas en las cuadras 2 y 3 de la avenida Abancay, asimismo mas oficinas en la esquina del jirón Junín y Abancay para lo cual resultaba imprescindible demoler antiguas edificaciones. El golpe militar de 1968 paralizó la ejecución.

Vista actual de la Plaza Bolívar 


*Agradecimiento al Sr. Ramón Quevedo Neyra
Fotos: Google Imágenes y Archivo personal

2 comentarios:

Gustavo von Bischoffshausen dijo...

Notas. Muy interesante el articulo. Preguntas:

1. La primera foto parece ser de 1890s o antes, pues sale la pequeña iglesia al fondo todavia. Interesante que los arboles llegaban casi hasta el final, lo cual la uine a la fotode Garland

2. ¿Era la pequeña iglesia detras del monumento a Bolivar parte del Host pital de la Caridad?

3. Felizmente no se llevo a cabo el proyecto de De Martis. La Plaza todavia conserva algo de su aspecto original ahora. Un espanto esos portales...

David Pino dijo...

La pequeña iglesia que aparece en las fotos antiguas es la capilla del hospital y colegio de la Caridad. Como toda iglesia virreinal esta tenia criptas, que fueron "descubiertas" recientemente por trabajadores del actual Congreso de la República.