jueves, abril 15

La Casa Oechsle

Casa Oechsle fue el nombre con el que el inmigrante alemán Augusto Fernando Oechsle, abrió en el mes de julio de 1888, una pequeña tienda, dedicada, en un principio, a la venta de hilos, encajes y botones de Europa. El negocio se expandió y ganó mucho prestigio en toda la ciudad a raíz de una oferta exclusiva, compuesta por productos importados, entre los que destacaban los textiles, perfumes, artículos de decoración y hasta juguetes. Fue en el año 1917 en que Oechsle abrió su local más emblemático ubicado entre el llamado Portal de Botoneros y el Pasaje Olaya en la Plaza Mayor del Centro Histórico de Lima.


 Desde sus inicios, Casa Oechsle se caracterizó por la innovación, instalando el primer ascensor eléctrico que operó en Sudamérica a fines del siglo XIX.

Los juguetes tuvieron su propio espacio en la década de los años treinta, cuando Oechsle inauguró la que fue la juguetería más importante de Lima. Ya en 1945, la tienda ofrecia de todo para el hogar. desde una aguja hasta juegos de sala, pasando por prendas de vestir. Ese año falleció su fundador, siendo sucedido por su hijo Alex Oechsle Pruss.

Un artículo publicado en el diario La Prensa, en diciembre de 1966, señalaba que "sólo había dos lugares en Lima en donde la gente que hace culto del buen gusto puede ir a buscar esos mil y un artículos de forman parte integrante del hogar". Esos lugares exclusivos con fama de ser los más selectos y con lo más surtido de América del Sur eran el sótano de Oechsle en la Plaza Mayor y la sección de cristalería de Oechsle en San Isidro.

Ya en los años sesenta, la cadena auspiciaba programas de televisión, teniendo spots con figuras representativas de la época. A partir de la segunda mitad del siglo pasado, inauguró establecimientos en otros distritos de la capital peruana: Miraflores, San Isidro, Santiago de Surco y Magdalena, además de mantener su tradicional tienda en la Plaza Mayor de Lima. Durante esta primera etapa Oechsle no contó con tiendas fuera de la capital.

En la década de los ochenta, Oechsle pasó a manos de Monterey, la cadena de supermercados más importante en el mercado peruano de ese entonces. La adquisición se realizó como consecuencia del vínculo familiar entre los Oechsle y los Tschudi, propietarios de Monterey.

Producto de la crisis económica que vivió Perú en la segunda mitad de los ochenta e inicios de los noventa, a lo que se sumó la violencia terrorista, la cadena tuvo la necesidad de declararse en quiebra y cerró sus puertas en 1993, pasando así sus establecimientos a nuevos propietarios, siendo su último Presidente Tomás Oechsle Sigg.

Fuente:  Wikipedia

2 comentarios:

Gino dijo...

Estimado David,la Casa Oeschle,que esta ahora en el Centro civico,es todavia de la familia del mismo apellido?

Gilder dijo...

Ya no. El grupo Interbank compro el nombre a la familia para abrir su propia cadena de retail, por ser una marca que quedo en la memoria de los limeños. Eso lo lei en El Comercio. Un saludo a todos y un abrazo a David.

Gilder