jueves, mayo 22

Lima, ciudad de algunos errores

Muchas veces se repiten constantemente datos errados que al final terminan siendo dados por certeros. Son muchas las cosas que se dicen de lugares, de objetos, de personas, que sin ser veraces la gente termina aceptándolas. Como se dice, mas fácil es repetir que investigar. En este breve articulo repasaré algunos que se ven y escuchan en las calles de nuestra vieja ciudad.


El "Puente Trujillo"

Entre el centro de Lima y el distrito del Rimac hay varios puentes que los unen. De este a oeste tenemos el puente Balta; luego el puente Ricardo Palma que es la continuación de la avenida Abancay. Luego el Puente de Piedra, llamado también "puente Trujillo"; el puente "Rayo de Sol" que es peatonal, y finalmente el puente Santa Rosa.

Respecto al puente llamado "Trujillo", es un error llamarlo por este nombre, ya que su nombre real es Puente de Piedra, y con mas de 400 años de antigüedad merece que sea llamado así siempre. Quizá el error se originó hace algunos años cuando de este puente había una escalera que bajaba hacia un paradero en la Vía de Evitamiento. Los usuarios y transportistas usaban para tal paradero el nombre de la vía mas cercana que era el jirón Trujillo del Rímac, y por extensión empezaron a llamar así al paradero y al puente.

Las autoridades locales, deberían ser los primeros en realzar los nombres originales de cada lugar, para así mantener la historia y la memoria de la ciudad. Lamentablemente hasta algunos alcaldes cayeron en este error histórico de denominación y hasta validaron con placas tamaño equivoco...



El Mirador de Ingunza

Ubicado en el distrito del Rímac al lado de la Plaza de Toros de Acho existe un antiguo mirador conocido como "mirador de Ingunza" y el cual la tradición cuenta, que un rico y orgulloso español mandó construir para no tener que asistir en persona a las corridas de toros, del cual era muy aficionado, para no tener que inclinarse ante la llegada del Virrey Amat, con el cual había tenido una fuerte rencilla. Así, cómodamente desde su mirador no se perdía ninguna de las corridas.



Pero lo cierto es que este mirador fue construido muchísimos años después de la muerte de Amat, no es del periodo virreinal, sino mas bien fue construido por el Sr. Don Francisco Ingunza y Basualdo el año 1858. El encargado de ejecutar la obra fue el constructor francés Paul Nicolás Chalón.

La bandera del Tahuantinsuyo

Hablo de este símbolo del imperio andino -que se extendió por una gran extensión territorial en nuestro continente-, porque es común ver esta bandera flameando en varios edificios de gobierno en nuestra ciudad, dándole de este modo la categoría de "oficial".

Pero según varios investigadores e historiadores, entre ellos Maria Rostorowski, se indica que la bandera como tal no se conocía en el imperio incaico, sino mas bien se usaba una especie de estandarte imperial, llamado unancha y que podía ser de diferentes colores, según lo que escogiera el gobernante de turno.


Entonces, ¿de donde salió esta historia de que el imperio incaico tenia una bandera y que ademas había que exhibirla en los edificios públicos?. La bandera que se asume es del imperio incaico fue creada en el año 1973, y tuvo como gestor a un locutor radial de Radio Tawantinsuyo en el Cusco, que convocó a sus oyentes a dar ideas para adoptar un emblema como recuerdo de sus antepasados. Así nació esta bandera de 7 franjas de colores como el Arco iris, y en 1978 la Municipalidad del Cusco decide adoptarla como bandera oficial de ese departamento. Como curiosidad, cabe indicar que precisamente ese mismo año de 1978, en San Francisco, USA, la comunidad gay adoptó como emblema oficial una bandera muy parecida, pero con solo 6 colores.

La Quinta de la Perricholi

En el Rimac existe un hermoso edificio de estilo rococó francés, que data del siglo XVIII y que fue conocido y hasta hoy muchos la relacionan, como el "palacio de la Perricholi". La Perricholi, o doña Micaela Villegas, fue un personaje del siglo XVIII, quien tuvo amoríos con el Virrey Manuel de Amat y Juniet, que fue un escándalo en la sociedad limeña de la época. Se dice que para huir de las miradas inquisidoras de la sociedad de entonces, ellos se iban a retirados lugares alejados del centro de la ciudad, para dar rienda suelta a su amor prohibido. Parece la trama perfecta de una novela, como muchas que se han hecho desde entonces.


Sin embargo, doña Micaela nunca pisó este lugar, ya que el sitio donde ellos solían encontrarse, fue en la Quinta del Prado, ubicado en el corazón de lo que hoy es los Barrios Altos de Lima. Mientras Amat gobernaba, Micaela vivía en su casa de la calle del Huevo (actual avenida Tacna), y recién cuando Amat regresa a España tras terminar su gobierno, ella empieza a ocupar su mansión frente a la Alameda de los Descalzos. Cuando se casa con Vicente Echarri, su padrino de bodas le obsequia un rancho en Chorrillos. Entre estos lugares mencionados transcurrió la vida de este celebre limeña. Pero nunca en esta hermosa quinta rococó del Rimac.

La historia al parecer empezó a circular cuando en este edificio se instaló el flamante Museo del Virreynato en las primeras décadas del siglo XX, y siendo un personaje tan famoso y relacionado a este periodo de boato y derroche, se le puso el nombre de "Palacio de la Perricholi", otro error que con el paso de los años y siendo repetido constantemente, terminó siendo dado como cierto.


Ya viene una segunda parte de esta selección de "errores limenses"...

11 comentarios:

Angelo en Lima, Perú dijo...

Lo del nombre del Puente de Piedra, yo siempre lo he conocido así, y creo que así lo conocen los limeños, pero los chiclayanos no tenían por que saberlo.

Anónimo dijo...

El escudo de la municipalidad de Lima , que todo el mundo piensa que hay dos gallinazos -.-

Miguel Valdivieso dijo...

¡Excelente aporte, felicitaciones!

Tomy Flores dijo...

Salvo el ultimo relato, donde se explica que el palacio virreinal del Rimac nunca fue habitado y quizá nunca visitado por Micaela Villegas (la perricholi)
no estoy de acuerdo con las criticas a los nombres dados a algún lugar o estructura antigua de nuestra ciudad, la historia se escribe día a día, y sea en tiempo de los incas, virreyes o nuestros días, los habitantes de Lima tiene todo el derecho de bautizar de acuerdo a su tiempo (época que vivimos) con nombres apropiados para estos tiempos...los nombres anteriores ya no son relevantes y por lo tanto sin sentido hoy en día...

Ignacio dijo...

Gracias por publicar esa información que nos ayuda a no cometer errores y dar los nombres correctos a cada cosa y no quedar como ignorantes de nuestra propia historia.

jose dijo...

otro error: tuvo como gestor a un locutor radial de Radio Tawantinsuyo en el Cusco,jajajaja

alfredo dijo...

era la Perrochili limeña????

franklin rosales noblecilla dijo...

El problema del Puente de Piedra es ocasionado justamente por autoridades que mal asesoradas y como no son Limeñas simplemente se dejan llevar por los dichos y no nombran entre sus asesores a personas leídas o conocedoras del tema. Por eso el Alcalde de la Capital del Perú debe ser de la capital del Perú.El mejor Alcalde que a tenido Lima en los últimos 50 años fue Alberto Andrade un Limeño de Corazón y pura sepa.

franklin rosales noblecilla dijo...

El Puente Piedra es otro craso error de nosotros mismos por escoger a un Alcalde que lo único que hizo fue llenarse de plata sin respetar a Lima . Movió a Pizarro cambio de nombre a los puentes destruyo el acueducto que se encontraba en la Avenida Grau a la altura del Politécnico Pardo y sigo enumerando.

argentario dijo...

igual pasa con las comidas, esta de modaecir que el pulpo al olivo, chita a la sal, mariscos, tallarin verde con leche, arroz con pollo, cuando esa son creciones modernas, de los años 60, 70, 80, cuando las comida son el locro, ajiaco, sancochado

argentario dijo...

castañeda, destruyó la banca del parque Washigton, volvió un campo ferial el parque de la Reserva, un me3morial park, y destruyó Barranco con el metropolitano