lunes, marzo 23

El Palacio de Gobierno


La noche del 3 de julio de 1921, cuando faltaba menos de un mes para las celebraciones del Centenario de la Independencia, el Palacio de Gobierno sufrió un grave incendio que destruyó gran parte de la primera planta, zona que se había preparado esmeradamente para las recepciones más importantes.

 Al parecer el incendio se originó en un cortocircuito. Los materiales de que estaba construído el edificio (mucha madera y quincha) propiciaron la propagación del fuego. En ese incendio desaparecieron importantes documentos de archivos, así como varias obras de arte que no pudieron ser rescatadas a tiempo.

Los colaboradores del presidente Leguía recomendaron entonces rehacer el programa de actividades y buscar otro escenario para los festejos. Sin embargo Leguía se negó rotundamente a abandonar el viejo palacio. "¡Aquí me quedo! ¡Aquí recibiré a las embajadas!" fue su respuesta, y ordenó hacer las reparaciones más urgentes para continuar con el plan establecido.

Las obras comenzaron al día siguiente. Trabajando día y noche, los escombros fueron retirados, y arquitectos, albañiles e ingenieros se entregaron frenéticamente a la tarea imposible de reedificar un palacio en tres semanas. Los profesores y alumnos de la Escuela de Bellas Artes contribuyeron con grandes lienzos y murales, pintados en tan corto tiempo, y así el 28 de julio Leguía tuvo el orgullo de sorprender a los peruanos y a las delegaciones extranjeras realizando allí el Baile del Centenario. Para Leguía se trataba de mostrar las proezas de que eran capaces los peruanos ante las dificultades, pues como para todos los demás países que ya habían celebrado sus respectivos centenarios, las celebraciones eran la ocasión de exhibir el progreso y las posibilidades alcanzados por cada nación después de un siglo de vida independiente.

En 1926 se encargó al arquitecto francés Jean Claude Sahut el diseño de un nuevo Palacio de Gobierno, pero las obras debieron paralizarse en 1932. Posteriormente, el presidente Oscar Benavides encargó al arquitecto Richard de Jaxa Malachowsky que completase la construcción. Los trabajos se iniciaron en agosto de 1937 y continuaron hasta el año siguiente, dando como resultado el hermoso edificio que conocemos actualmente.

1 comentarios:

Bradomino dijo...

Hola. He encontrado tu blog sobre Lima y me ha parecido muy interesante y con información útil y curiosa.
Sin embargo, me parece que si publicas un texto encontrado en Internet deberías citar la fuente.
Este del Palacio de Gobierno, por ejemplo, acompaña a una foto publicada en Fickr.
Un saludo.

PS: Este comentario es privado y no hace falta publicarlo en tu blog.